HOME BLOG MERCADOS ECONOMIA FILOSOFIA

lunes, 28 de septiembre de 2015

Las cuatro razones de ser de mi curso de Análisis Técnico

Para aquellos que estéis pensando en hacer mi curso de Análisis Técnico on Line, cuya tercera edición empieza el próximo 13 de octubre, he pensado que quizá algunas explicaciones adicionales os puedan ayudar a decidiros.

Lo primero que tengo que decir es que es un curso que le recomiendo a mis propios amigos que han mostrado interés por las finanzas y la inversión. Mucha gente invierte sin tener realmente nociones de las grandes trampas del mundo de las finanzas, y eso para mí es algo que debe cambiar. La ignorancia financiera, incluso entre gente con formación universitaria relacionada con la economía, es algo que me gustaría cambiar. Hay demasiada desinformación interesada por parte de las grandes instituciones, y en el s.XXI en plena era del internet de las personas, ya no hay excusa. Los particulares deben tomar las riendas de su destino y no depender de un Estado poco fiable e imprevisible. Con este curso quiero acercar a la gente a ese objetivo de ser autónomos e independientes.

En segundo lugar, he de decir que me vacío en el curso. Explico con pasión y gran convencimiento los principios básicos que gobiernan mi análisis y operativa. Es un curso de nivel 1, pero cuento cosas que para mí son de nivel 10 por su trascendencia en la operativa. Como he dicho muchas veces, "menos es más", y en Análisis Técnico, no ganamos nada por añadir cinco indicadores y veinte líneas a un gráfico saturado. Hay que simplificar, y descubrir dónde está el gran valor añadido del Chartismo clásico: lógico, sencillo y coherente. Y como cuento cosas que domino y en las que creo al 100%, las cuento con un lenguaje claro y directo, que llega a todos.

En tercer lugar, como consecuencia de lo anterior, quiero destacar el enfoque especial que tiene este curso de Análisis Técnico en comparación con otros que puedan existir. A diferencia de otros, no pretendo enseñar aquí "todo" el análisis técnico, ni tampoco todos los grandes capítulos que se encuentran en cualquier libro de Análisis Técnico. Si fuera así, no me molestaría en hacer un curso: recomendaría 2-3 libros básicos a estudiar y punto.

Pero no. En mi curso explico el resultado de mi propia experiencia, hablo sólo de los indicadores y herramientas que yo utilizo, y explico también por qué no utilizo otras, en especial las que considero que no sirven para nada. Es por tanto un curso personal, no es "un" curso de análisis técnico, sino "el" curso de Niko Garnier. Me centro en los aspectos que considero más relevantes para interpretar correctamente la evolución del precio, que es el indicador adelantado más importante que existe. En definitiva, hago este curso porque considero que debe existir. Transmito cosas que me parecen imprescindibles y sin embargo muy poco difundidas.

Por último, el precio hiper atractivo que tiene es también una voluntad consciente de poner a disposición de todo el mundo el acceso a ese conocimiento imprescindible. Algunos venden humo a precio de oro. Yo elegí inbestia como plataforma pública porque comparto plenamente su filosofía de verdad y honestidad sin pelos en la lengua, y el precio de un curso es la primera manera de mostrar honestidad.

No pretendo revelar ningún secreto mágico, sino una manera de ver el mercado que le aportará calma y serenidad, confianza y comprensión. Le voy a contar las bases para no perder dinero en un futuro, y para aprender a ganarlo con cabeza, siguiendo los grandes ciclos de la bolsa y las pequeñas señales que cada día nos lanzan los mercados a través de las curvas de precios.

Cualquier duda o sugerencia que tengáis, os invito a escribirme directamente a niko@globaltrader.es y os responderé en el día.

Saludos !
 

sábado, 25 de abril de 2015

Éxito en el segundo encuentro de analistas técnicos del IEATEC, en Sevilla

No pude asistir porque me pilla un poco lejos de León (donde vivo ahora), pero me ha dicho Miguel (el secretario general del IEATEC), que igual la próxima la montamos en León jeje. Desde luego sería un honor y un privilegio. Miguel Jaureguizar es un gran profesional y una gran persona, y él es quien me propuso formar parte activa del IEATEC. Me explicó la filosofía y los objetivos del instituto, y me dí cuenta de que coincidía plenamente con ellos, así que por primera vez en mi vida, decidí (con plena conciencia) formar parte de un club que me admita como miembro. Ya no podré decir más esa frase provocadora de Groucho Marx que tanta gracia me hacía: "jamás aceptaría pertenecer a un club que me aceptara como socio".

No obstante, mis amigos deben estar tranquilos: sigo siendo un lobo estepario, independiente al 100% de toda ideología ó grupo (ó al menos lo intento con mucho más ahínco que la mayoría de la gente). Me interesa la verdad, me fascina el conocimiento, disfruto con el descubrimiento progresivo de la realidad (en todos los ámbitos, no sólo las finanzas), y no soporto las frecuentes y numerosas falacias y distorsiones de la lógica que oigo constantemente a mi alrededor, y que intento desmontar con un lenguaje claro y sencillo.

No me enrollo más. A continuación os dejo:

- Link a la web del IEATEC con todos los detalles.
- Link directo para descargar la presentación que realizó Miguel, que me parece excelente.
- Texto de la nota de prensa.
- Fotos del evento.

Nota de prensa.

La Delegación del Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF) en Andalucía, junto IEATEC, Instituto Español de Analistas Técnicos y Cuantitativos, han organizado en el club Antares de Sevilla, el II Encuentro de Análisis Técnico, en el que se han abordado las Previsiones de Mercado 2015 con Análisis Técnico.

Francisco Herrero, Presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla y Club Antares, dio la bienvenida a los participantes y a continuación, Ignacio Contreras, Presidente del IEAF en Andalucía, realzó la importancia del análisis financiero en los mercados financieros e hizo una introducción para facilitar enmarcar el análisis técnico como herramienta de análisis de mercados..
A continuación Eduardo Faus Ipiña, responsable del Departamento de Análisis Técnico de RENTA 4,bajo el título “Visión de los mercados 2015”,realizó una exposición sobre el desarrollo de la crisis, la actuación de los bancos centrales, sus efectos en el mercado y los riesgos latentes que restan hoy en la geografía mundial. 

Por último Miguel Jaureguízar, secretario general de IEATEC, con su presentación “Ciclos de mercado. Los índices en 2015”, manifestó queel progreso de la formación, rigor académico y desarrollo de nuevas técnicas en un sector cada vez más globalizado, nos proporcionan capacidades cada vez mayores y mejores para analizar y batir a los mercados. 

IEATEC es una Asociación sin ánimo de lucro cuya principal función es agrupar a los especialistas dedicados al análisis financiero técnico y cuantitativo, facilitando su relación con las empresas objeto de sus estudios y desarrollando lazos que deben unir a quienes, tanto en España como en el extranjero, se dedican a estas actividades. Igualmente, y entre otras actividades, otorga los títulos académicos referidos a los cursos, seminarios, etc., que imparta el Instituto a quienes reúnan los requisitos establecidos por el mismo.

IEAF es una Asociación Profesional sin ánimo de lucro que agrupa a profesionales del Análisis, de la Inversión y de la Gestión Financiera a ejecutivos y directivos de Entidades Financieras o del área de Finanzas de empresas de la economía real y a profesores universitarios de áreas económicas. El número de miembros integrantes en la actualidad es de 1.500.

Por su parte El Club Financiero Antares tiene como objeto agrupar a los especialistas del sector financiero creando un foro de opinión y debate que profundice en temas económicos y financieros y todo aquello que pueda ayudar a generar un foco de opinión con la participación de prestigiosos economistas y financieros.

Sevilla, 16 de abril de 2015

Algunas fotos para terminar

722b529b3187c3b4b599ba4b0f6034ac417cf08c 

697d62b6f8e05bd90c212fdb57d11a5fac36898f 

230c74e2c589406a2b5565b62f042ec16a1fbaf5 

77bb6c68c83bec767b31d882ebdbc5ff1d14ee43 

91dacd5c39ea90bb06db9cf7770d0cc888aad8b5 

37d6e204bee3da97b6b8258060458a5789271b40

jueves, 9 de abril de 2015

Crecimiento esperado de la población mundial hasta 2050: clasificado según religiones

Solo la población musulmana crecerá por encima de la media mundial (un 30% hasta 2050). En el año 2050 habrá un 73% más de musulmanes en el mundo que hoy, y un 35% más de cristianos e hindúes. Aunque seguramente estos números no tienen en cuenta que la población tiende a ser menos creyente a medida que crece el nivel de vida...

Saquen Uds. sus conclusiones.


martes, 6 de enero de 2015

Energía nuclear, lotería de navidad, primitiva y cultura del pelotazo: sobre probabilidad y riesgos

Hace un par de años publiqué en otro blog (antiguo) un post sobre la probabilidad y la energía nuclear, que reproduzco ahora más abajo, después de una breve reflexión relacionando la Lotería de Navidad con la cultura del pelotazo, que son dos realidades muy españolas.

LA LOTERÍA DE NAVIDAD Y LA CULTURA DEL PELOTAZO

A diferencia de la mayoría, la lotería de navidad me produce tristeza todos los años, porque es el reflejo de la incultura e ignorancia todavía inmensamente mayoritaria en la población. Estoy en contra de este juego de azar (entre otros) tanto por motivos científicos y por motivos filosóficos.
Científicamente porque es una tomadura de pelo, aunque hay que reconocer que la lotería de navidad es la lotería más equitativa: reparte premios entre muchos números, y la probabilidad de acertar es muy superior a la de la primitiva, por ejemplo. Pero aún así, la probabilidad de cobrar "sólo" 400.000€ si te toca el gordo habiendo comprado un décimo (20€) es del 0,0001%. Una probabilidad muy inferior a la de otros eventos que la población desprecia, como la probabilidad de tener un accidente de coche o de contraer enfermedades varias.

Como siempre, el gran ganador es el Estado, que recauda unos miles de millones de euros en impuestos. Por eso se dice que las loterías son el impuesto de los pobres. ¿No se supone que el Estado debe velar por sus intereses? Lo paradójico es que si el Estado prohibiera los juegos de azar por ser una estafa y nocivos para la salud, el propio pueblo se le echaría encima.

Filosóficamente, estoy en contra porque es un camino equivocado hacia la felicidad. He oído hablar de algunos casos de personas que acertaron y que pocos años después estaban arruinadas ó deprimidas. He visto algún reportaje y he leído algunos estudios que concluyen que ganar un premio gordo no incrementa la felicidad (y es muy posible que la reduzca en realidad): el que veía la vida de color de rosa antes, la sigue viendo igual después y el que tendía a ser pesimista, sigue viéndolo negro. Y en algunos casos, el shock que produce la lluvia de millones provoca un desajuste tan grande que la persona se vuelve medio loca, llegando en algún caso al suicidio. Bendita lotería. Globalmente, la lotería no mejora la felicidad de la gente, y por lo tanto el Estado no debería fomentar e incrementar la ilusión popular de la lotería de navidad, pero lo hace porque le interesa, y más en época de crisis.

En el caso particular de España, la popularidad de la lotería de Navidad seguramente tiene mucho que ver con la cultura del pelotazo, también propia de nuestro país. ¿Cómo no relacionar estas dos ideas? Que te toque la lotería es dar un pelotazo en toda regla. Un pelotazo legal, por supuesto, pero lo que critico no es la legalidad, sino la moralidad y la ética. En EEUU el sueño es montar una empresa que triunfe y te forres aportando valor a la sociedad. Aquí el sueño es que tu cuenta se llene de millones para poder tirarte en la playa el resto de tu vida. Sólo esta diferencia cultural explica gráfica y rápidamente la diferencia entre un país y otro.

CONCEPTOS DE PROBABILIDAD: LA ENERGÍA NUCLEAR Y LA PRIMITIVA
Hay muchas, muchísimas cosas que no entiendo en la vida. Una de ellas es que la energía nuclear siga existiendo. Sobre todo en países desarrollados, libres y teóricamente avanzados como Japón y Francia.

Opino que los gobernantes carecen de las nociones básicas de probabilidad y de prudencia, lo cual se entiende cuando uno tiene que administrar bienes que no son suyos, y por cuya gestión difícilmente se le exigirán responsabilidades. Ese es el problema esencial del mundo occidental hoy día, ya sea en política ó en el mundo empresarial, donde directivos y accionistas no coinciden en sus intereses, aunque eso es otro debate largo que sale del tema de este post.

En bolsa hay un concepto que se llama “probabilidad de ruina“. Todo gestor sabe que su primera misión es minimizarla, y dejarla virtualmente a cero. Es decir, tomar las medidas necesarias para evitar el “GAME OVER”. Aunque obviamente nunca podemos controlarlo todo, se trata de hacer correctamente lo que sí está en nuestras manos. Por ejemplo: no poner toda la cartera en un sólo valor.

En el campo de la energía nuclear, se toman las medidas necesarias para minimizar el riesgo de accidente. Pero por mínimo que sea el riesgo de accidente, resulta que las consecuencias de dichos accidentes son del tipo “GAME OVER”. Repasemos unos conceptos básicos de probabilidad.
Lanzar una moneda al aire nos da un 50% de probabilidad de obtener cara ó cruz. Por eso se dice que es un juego de Esperanza Matemática (EM) nula: si gano un euro cuando sale cara, y pierdo un euro cuando sale cruz, puedo esperar que tras 1000 lanzamientos de moneda, mi beneficio (ó pérdida) sea CERO. Ni gano ni pierdo.

Matemáticamente, la EM (Esperanza Matemática) de un suceso es igual a la probabilidad de ocurrencia de ese suceso, multiplicada por el beneficio ó pérdida en caso de producirse ese suceso. Se considera que a un jugador profesional ó a cualquier persona racional, le resulta indiferente jugar a ese juego ó cobrar directamente (sin jugar) el resultado de la EM. En el caso de la moneda, me es indiferente lanzar la moneda y cobrar un euro si sale cara, que cobrar medio euro y no lanzar la moneda. Ambas estrategias son matemáticamente idénticas.

EM = probabilidad de éxito (que salga cara) x premio (un euro) = 50% x 1€ = 0,50€.
Cojamos ahora un caso extremo: la lotería. La EM del juego sería:
EM = prob. de éxito (que me toque la lotería) x premio.

En la primitiva por ejemplo, hay que elegir 6 números del 1 al 49, (sin repetir ninguno), lo cual (simplificando) significa que tenemos 49x48x47x46x45x44 combinaciones posibles, un total de más de 10.000 millones. Si jugamos una sóla combinación, la probabilidad de que nos toque (prob. de éxito) es de:

Prob. de acertar la primitiva = 1 / 10.068.347.520 = 0,0000000099321%.

Pongamos que en caso de acertar nos tocan 100 millones de euros. En ese caso, la EM de ese juego será de:

EM = 100.000.000 x 0,0000000099321% = 0,009932€.

Es decir, prácticamente un céntimo. Un jugador racional será indiferente entre echar una primitiva ó cobrar un céntimo directamente en ventanilla. Sin embargo, la gente paga 1€ por apuesta, más de 100 veces su valor “real”.

Volvamos ahora a la energía nuclear. ¿Cuál es la probabilidad de ruina, de accidente(s)? Obviamente no se sabe. Pero se asume que es muy, muy muy pequeña. Pero no es nula. De hecho, tras medio siglo de accidentes, podemos decir razonablemente que la probabilidad de tener un accidente nuclear es mucho mayor que la probabilidad de que me toque la primitiva (obviando el hecho de que no juego…).

Vayamos ahora con la segunda parte de la ecuación: ¿cuál es el premio (ó castigo en este caso) si se produce el evento? Sabemos que muy elevado: tanto en vidas humanas como en vida en general, en agresión al planeta, a la naturaleza. Los efectos son tan devastadores y tan duraderos (infinitos a escala humana, hablamos de miles y miles de años), que podemos considerar que un accidente es un “GAME OVER”. O sea, un suceso al que habría que dar una probabilidad CERO. Si el coste es GAME OVER, no sólo por lo ocurrido hasta ahora (Tchernobyl, Fukushima…), sino por lo que podría ocurrir, podemos dar un coste económico ó de cualquier otro tipo, prácticamente infinito. Estamos jugando con fuego, porque sabemos que las consecuencias se podrían escapar de las manos y aniquilar una parte de la humanidad y de la vida en general.

Matemáticamente, ¿qué pasa si multiplicamos un número muy pequeño por infinito? Si ese número tiende a cero, entonces tenemos una indeterminación. Pero en este caso no tiende a cero, ni mucho menos: la experiencia lo demuestra. Por lo tanto, si es pequeño pero no infinitesimal, entonces el resultado es “infinito”.

Dicho con palabras: por pequeña que sea la probabilidad de un accidente, las consecuencias son tan devastadoras, que obviamente es un juego al que no deberíamos jugar (puesto que aquí en vez de obtener un premio, obtenemos un castigo en caso de producirse el suceso).

De una forma más técnica, estamos hablando de las "colas de la distribución", haciendo referencia a la probabilidad de sucesos extremos, que si bien es muy, muy pero que muy pequeña, en realidad no es "cero". La estimación de estos sucesos según la Función de Distribución Normal (extremadamente útil por otra parte para otras cosas), es errónea, tal y como ha demostrado la realidad financiera de estos últimos 20 años, y como viene denunciando Nassim Nicholas Taleb repetidamente. Ese error infinitesimal en la estimación de la probabilidad de sucesos raros es la clave de las grandes catástrofes, ya sean financieras ó naturales, como cuando se derrumban casas construídas en la ladera de los ríos donde "casi nunca" se desborda su cauce.

Comprender ésto es una gran ventaja para sobrevivir a largo plazo como inversores.


Este artículo ha sido publicado por Niko Garnier,
en el blog www.global-trader.net