HOME BLOG MERCADOS ECONOMIA FILOSOFIA

viernes, 14 de junio de 2013

La solución paradójica a la burbuja inmobiliaria: destruir casas, porque lo que cuenta es la producción anual

El PIB se define como la riqueza fabricada durante un año. Es decir, no se hace referencia a la riqueza ACUMULADA durante años ó decenios anteriores.

Por eso, cuando hay una guerra, ó una catástrofe natural que DESTRUYE bienes materiales, normalmente durante los años siguientes la economía crece y mejora, porque hay que reconstruir. Se ponen los medios porque hay un objetivo.

Japón ha sido durante decenios el segundo país más rico del mundo. A pesar de eso, sólo se habla de la “crisis japonesa”. ¿Por qué? ¡ Pues simplemente porque el país no crece ! Eso sí, la gran mayoría de la población dispone de varios televisores, varios coches, etc. Es un país pequeño, con una población de 100 millones de habitantes, y una cultura muy diferente de la occidental. ¿Había que sentir “pena” por la crisis japonesa? Es difícil crecer cuando ya tienes “todo” lo que se puede razonablemente tener en el mundo materialista actual.

Se da la paradoja absurda de que sólo medimos la riqueza fabricada durante un año, y si esa riqueza es menor que la del año anterior, entonces “estamos en crisis”. Quizá en términos macroeconómicos sea correcto, pero en términos humanos simples, filosóficos, es una ABERRACIÓN.

La solución el problema inmobiliario español es muy sencilla: DESTRUIR TODAS LAS CASAS VACÍAS que será difícil vender en los próximos 5 años.

Se asumen pérdidas, lo sentimos por los promotores, banqueros, constructores etc que se vayan a la ruina, pero es por el bien nacional. Y yo la verdad es que no lo sentiría nada.

Una vez destruido ese STOCK, si queremos comprar casa ó piso, habrá que construirla: eso dará trabajo a mucha gente, y la rueda volverá a funcionar…

¿Os parece ABSURDO? Pues os aseguro que sería MUY REAL !! Funcionaría. Eso sí, sin caer en los excesos anteriores.

Es una de las PARADOJAS DEL CAPITALISMO actual. Es un absurdo. Pero conceptualmente correcto.


Da que pensar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario